El Turrón y la Naranja, parte de la identidad gastronómica valenciana

 

 

Entre otros productos de esta tierra,  el turrón de Xixona, y  las naranjas de toda la región son parte del patrimonio que, en medio de la innovación, mantiene la inequívoca identidad gastronómica valenciana.

Pregunte a cualquier turista extranjero por su plato favorito de la cocina española. Sin duda la respuesta será la paella. Este sencillo y tradicional plato identifica la cocina valenciana en todo el mundo y sin lugar a dudas es el principal referente de la gastronomía regional. y como la Paella podemos hablar de otros manjares valencianos como la horchata, alcachofas de Benicarló, las cerezas de la montaña alicantina, el queso de la Nucia, los pimientos de bola de Guardamar, los erizos de la costa de Alicante, los langostinos de Vinarós o los dátiles de Elx y un largo etc. Sin embargo hoy haremos referencia al Turrón y a la naranja valenciana

Turrón de Jijona y Alicante

Almendra, miel, azúcar y clara de huevo. Un 65 por ciento de fruto seco complementado con la melaza y suavizado con la clara del huevo. Se elabora en un recipiente denominado boixety el secreto de los maestros turroneros reside en el punto de cocción, que es el que proporcionará la textura adecuada.

El turrón de Alicante es el que se presenta entre dos obleas, en el que son visibles las almendras. El de Jijona es “su hijo”. Se elabora triturando el de Alicante y removiéndolo mediante una“punxes” de forma sincronizada hasta conseguir la textura adecuada.

 

El Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante vela por la calidad del producto. Los cocineros de la tierra ya lo han incluido en sus platos y no sólo en el postre. Todos conocemos el helado de turrón pero.. ¿qué tal un entrecot al turrón o un pescado a la salsa del turrón de Jijona?

 


Naranja Valenciana

El naranjo se introduce en España en época árabe, procedente de Oriente, con fienes decorativos, ya que su fruto amargo sólo permitía confeccionar compuestos medicinales y mermelada de naranja amarga.

A finales del siglo XVIII, un sacerdote aficionado a la jardineria, por medio de injertos, obtiene en Carcaixent (Valencia) el primer naranjo de fruta comestible, de agradable sabor fresco y dulce.

La aceptación de la naranja fue incondicional e inmediata y su cultivo se multiplicó rápidamente en la zona.

Un dicho popular ha sabido resumir con una frase la calidad de nuestras naranjas:

"De Carcaixent y dulces..."



Comentarios para “El turrón y la naranja, parte de la identidad gastronómica valenciana
Deje su comentario
Dejar este campo en blanco (anti spam):
Cargando Captcha...
Si tarda mucho en cargar por favor deshabilite Adblock!

Los comentarios son moderados antes de ser publicados.